BRICS y desarrollo sostenible

Hace pocas semanas Edward Slavsquat publicaba otro de sus acertados artículos (algunos de los cuales ya he venido traduciendo aquí) sobre la realidad actual rusa en todo lo relacionado con el globalismo. Este bienhumorado bloguero se dedica a demostrar con abundantes e incuestionables citas cómo -en contra de lo que algunos creíamos y muchos aún piensan- Rusia no sólo no se opone al globalismo -y ni siquiera es indiferente o neutral respecto a él-, sino que está comprometida de hoz y coz con casi todos los postulados (excepción hecha, tal vez, de la ideología LGBT) de la Agenda 2030 promovida por el Foro Económico Mundial y otras terminales de la élite que nos gobierna a todos.

El artículo, titulado “Desarrollo sostenible: ¡Es lo que anhela el BRICS!, relaciona aquellos puntos de la Declaración de Johannesburgo II donde los miembros del grupo BRICS se declaran abiertamente entusiastas y partidarios de contribuir a la mencionada agenda.

Foto: Sergei Bobylev. TASS

Básicamente, el artículo viene a hacer un somero examen de lo que se dijo en la 15ª cima anual del BRICS (Johanesburgo, Sudáfrica) el pasado mes de agosto. Como parte de las festividades, los estados miembros firmaron la “Declaración de Johanesburgo II — BRICS y África: Asociación para el crecimiento acelerado mutuo, el desarrollo sostenible y la multilateralidad”. Los puntos que Edward destaca son los siguientes (los entrecomillados son citas textuales de la Declaración):

  • La ONU es la piedra angular del “sistema internacional”, y los miembros del BRICS se comprometen a la integral “puesta en marcha de la Agenda 2030 para el Desarrollo sostenible.”
  • Las “asociaciones público-privadas” ayudarán a asegurar el “desarrollo sostenible” y los BRICS están entusiasmados con el trabajo de su Grupo de trabajo para la Colaboración público-privada.
  • El FMI y la OMC son organizaciones valiosas, pero deberían ser más “inclusivas” y “no discriminatorias”.
  • “Nos compremetemos a intensificar nuestros esfuerzos de cara a mejorar nuestra capacidad colectiva para la prevención, previsión y respuesta a pandemias globales, y a reforzar nuestra capacidad para luchar colectivamente contra tales pandemias en el futuro.”
  • Los BRICS redoblarán el “desarrollo” de inyecciones.
  • A los BRICS los entusiasman la “transformación digital en la educación” y la “educación sostenible”.
  • Muchas ensaladas de palabras buenistas respecto a hacer del mundo un lugar mejor, más inclusivo y sostenible a base de colaborar con multinacionales y reforzar la gobernanza global.
  • Hay 18 referencias al “cambio climático”. El “desarrollo sostenible” se menciona 21 veces, y el acrónimo “ODS” [objetivos de desarrollo sostenible] aparece 6 veces.

Esto, en esencia, es lo mismo que promueve el G7, pero lo que hace al BRICS especial y diferente es que promete llevar a cabo una agenda globalista amigable que aspira a despachurrar tu espíritu de un “modo integrado y holístico”.

Como se ve, el tema candente de la cima fue la “sostenibilidad”. Putin incluso comenzó su discurso al Foro de Negocios del BRICS expresando su esperanza en que la “comunidad empresarial” se esforzaría en “acelerar el crecimiento socioeconómico de nuestros estados y lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible” (ODS), y lo acabó encomiando a los BRICS por promover “la exitosa consecución de las metas de desarrollo sostenible y los objetivos fijados por las Naciones Unidas.”

Fuente: Kremlin.ru

Otro tema importante en la conferencia fue la desdolarización y el notable progreso habido para deshacerse del dólar: el Nuevo Banco del Desarrollo (NBD) del BRICS prometió aumentar la cuota de divisas locales en sus negocios y cartera de valores. Según el banco explica amablemente en su web, estas monedas locales se usarán para conseguir las metas de desarrollo sostenible.

Fuente: NBD

En la “Estrategia general” para crear un “futuro sostenible”, el NBD explica cómo sus proyectos están “alineados” con once ODS:

Dentro del amplio espectro de la infraestructura y el desarrollo sostenible, el NBD diversificó con éxito sus operaciones en una variedad de áreas clave y ODS. A finales de 2021 los proyectos del banco se alinearon principalmente con once ODS, y la mayoría de la financiación comprometida se alineó con el ODS-9 sobre Industria, innovación e infraestructura (29%), el ODS-11 sobre Ciudades y comunidades sostenibles (15%), el ODS-8 sobre Crecimiento económico y trabajo decente (14%), y el ODS-7 sobre Energía asequible y limpia (13%). Durante el mismo periodo el banco invirtió 5200 millones de dólares en financiación climática, lo que representa el 18% de las partidas acumuladas. Excluyendo los préstamos del programa de emergencia COVID-19 concedidos por el banco, a finales de 2021 la financiación climática había supuesto el 26% de las partidas acumulados del NBD, mayor que los niveles pre-pandemia de 2019.

Por último, Edward se hace eco de otro artículo en que Iurie Rosca, tras examinar cuidadosamente las 26 páginas de la mencionada declaración, recalca los pasajes más preocupantes y añade sus propios comentarios, con algunos de los cuales estoy muy de acuerdo, aunque con otros no tanto. Helos aquí:

3. Reiteramos nuestro compromiso con el multilateralismo inclusivo y la defensa del derecho internacional, incluyendo los propósitos y principios consagrados en la Carta de la ONU como piedra angular indispensable, y con el papel central de la ONU en un sistema internacional. Así que, para ellos, la ONU es una autoridad indiscutible, aunque la gobernanza global se lleva a cabo a través de esta organización.

5. También pedimos que se aumente el papel y la participación de las mujeres de los países más económicamente desarrollados en los diferentes niveles de responsabilidad en las organizaciones internacionales. Hacer hincapié en el papel de la mujer en la política, la sociedad, los negocios, etc., forma parte de la ideología feminista como estrategia para destruir la familia a través de la masculinización de la mujer.

6. […] subrayamos que deben implementarse a nivel de gobernanza global, así como a nivel nacional. El término “gobernanza global” implica el ejercicio del poder mundial desde un sólo centro.

7. Apoyamos una reforma integral de la ONU, incluido su Consejo de seguridad, con miras a hacerla más democrática, representativa, eficaz y eficiente, y a aumentar la representación de los países en desarrollo en los miembros de aquél para que pueda responder adecuadamente a los desafíos mundiales imperantes y apoyar las aspiraciones legítimas de los países emergentes y en desarrollo de África, Asia e Iberoamérica, incluidas India y Sudáfrica, para desempeñar un papel más importante en los asuntos internacionales, en particular en la ONU y su Consejo de seguridad. La “reforma de la ONU” es básicamente un cebo los líderes de esos países, pues creen que [esa reforma] escapará a la dominación de los antiguos opresores. Pero como no son los Estados, sino las entidades privadas quienes determinan la política a nivel internacional, lo más probable es que estos cambios sean sólo decorativos.

8. Reafirmamos nuestro apoyo al sistema multilateral de comercio abierto, transparente, justo, predecible, inclusivo, equitativo, no discriminatorio y basado en reglas, siendo su núcleo la Organización Mundial del Comercio (OMC), con trato especial y diferenciado para los países menos desarrollados y en vías de desarrollo… La aceptación de la OMC como organismo regulador del comercio internacional es otra prueba de la subordinación de estos países a la estrategia globalista. Cualquier pretensión de obtener beneficios y privilegios dentro de esta organización es prueba de ingenuidad o de hipocresía.

9. Llamamos a la necesidad de avanzar hacia el logro de un sistema de comercio agrícola justo y orientado al mercado. La agricultura vista como un agronegocio para conquistar nuevos mercados ya tiene sus campeones: Monsanto, Vanguard, Black Rock, Bill Gates, George Soros, etc. continuarán apropiándose de todas las tierras del mundo. Y las medidas proteccionistas a nivel nacional no se ven premiadas por el régimen de libre comercio y la membresía en la OMC.

10. Apoyamos una sólida red de Seguridad financiera global con un Fondo monetario internacional (FMI) basado en cuotas y con recursos adecuados en su centro. Reconocer al FMI como una institución que tendría un papel positivo para los países significa ignorar por completo sus funciones y los efectos nocivos a que se enfrentan todas las naciones que han aceptado cooperar con él.

13. Reconocemos la importancia de una mayor participación de las mujeres en los procesos de paz, incluida la prevención y resolución de conflictos, el mantenimiento y consolidación de la paz, y la reconstrucción y el desarrollo posteriores a los conflictos. Una vez más, la “mayor participación de las mujeres” implica su decreciente participación en la vida familiar, es decir, la feminista inversión de los roles sociales del hombre y la mujer, que son complementarios y no intercambiables.

22. Condenamos enérgicamente el terrorismo en todas sus formas y manifestaciones, en cualquier momento, lugar y por quienquiera que lo cometa. Reconocemos la amenaza que emana del terrorismo, del extremismo que conduce a él y del radicalismo. La adhesión al mito de la lucha contra el terrorismo, impuesto por los globalistas después del 11-S, muestra la subordinación de estos países a la estrategia de suprimir las libertades en favor de un estado policial. El sacrificio de la libertad en favor de la seguridad es la fórmula bien conocida de esta maniobra globalista.

25. Reafirmamos nuestro compromiso de fortalecer la cooperación internacional y nuestra colaboración contra la corrupción y de seguir aplicando los acuerdos internacionales pertinentes a este respecto, en particular la Convención de la ONU contra la corrupción. “Combatir la corrupción” es un viejo truco globalista que cubre el deseo de controlar totalmente la privacidad, las transacciones, el dinero y el movimiento de cada persona dentro de una prisión digital global.

“Asociación para un crecimiento mutuamente acelerado”. Eslogan atractivo, pero que sólo funciona en beneficio de las multinacionales, no de los estados. Sólo presupone el libre comercio, del cual se afirma que trae prosperidad a las naciones pero que únicamente beneficia a los tiburones económicos transfronterizos.

30. Reafirmamos la importancia de que el G20 continúe desempeñando el papel de primer foro multilateral en el campo de la cooperación económica y financiera internacional que comprende mercados desarrollados y emergentes y países en desarrollo donde las principales economías buscan conjuntamente soluciones a los desafíos globales. Reconocer el papel de liderazgo del G20 significa condenar a todos los países del mundo a un eterno vasallaje y promover el colonialismo económico como norma en las relaciones internacionales. Aquí no son los estados, sino las entidades privadas quienes representan a los colonizadores mundiales.

31. Reconocemos el importante papel de los países BRICS, que trabajan juntos para hacer frente a los riesgos y desafíos de la economía mundial, en el logro de la recuperación global y el desarrollo sostenible. Reafirmamos nuestro compromiso de mejorar la coordinación de las políticas macroeconómicas, profundizar en la cooperación económica y trabajar para lograr una recuperación sólida, sostenible, equilibrada e inclusiva. Enfatizamos la importancia de implementar continuamente la Estrategia para la Asociación económica BRICS 2025 en todas las vías ministeriales y grupos de trabajo relevantes. Buscaremos soluciones para acelerar la implementación de la Agenda 2030 para el Desarrollo sostenible. La Agenda 2030 merece ser leída y releída con lápiz en mano. Quienes se someten a ella condenan a sus propios pueblos a la muerte y la esclavitud.

33. Reconocemos: [a] el dinamismo de la economía digital para permitir el crecimiento económico mundial, [b] el papel positivo que pueden desempeñar el comercio y la inversión en la promoción del desarrollo sostenible, la industrialización nacional y regional y la transición hacia modalidades ecológicas de consumo y producción, [c] los desafíos que enfrenta el desarrollo del comercio y la inversión en la era digital, [d] que los miembros del BRICS se encuentran en diferentes niveles de desarrollo digital, y [e] la necesidad de abordar los desafíos respectivos, incluidas las diversas brechas digitales. La “economía digital” significa la muerte del Estado y de la economía productiva basada en la industria, el “capitalismo de vigilancia”, el uso masivo de la IA [inteligencia artificial] y también una gran masa de desempleados. Bajo las condiciones de la revolución tecnológica los trabajadores se hacen innecesarios. Por lo tanto, la masa de desempleados, “comedores inútiles”, debe ser sometida a despoblación y los supervivientes deben mantenerse bajo control mediante la “sopa boba“, según la receta de Zbigniew Brzezinski.

36. Nos comprometemos a fortalecer la cooperación intra-BRICS para intensificar la Asociación BRICS sobre la Nueva revolución industrial (PartNIR) y a crear nuevas oportunidades para acelerar el desarrollo industrial… Reiteramos nuestro compromiso de continuar el debate sobre la cooperación de BCIC [?] con la ONUDI para apoyar conjuntamente el desarrollo de habilidades de la Industria 4.0 entre los países BRICS y promover asociaciones y una mayor productividad en la NIR. Esperamos con interés la cooperación con la ONUDI y solicitamos al Grupo asesor PartNIR que se coordine con la ONUDI. Este párrafo muestra unívocamente que los países BRICS están totalmente subyugados por el FEM y sujetos a la misma “revolución tecnológica globalista” predicada por Klaus Schwabb, Yuval Noah Harrari y otros exponentes de la élite global. Según sus explicaciones: La idea de la “fusión entre los mundos digital, biológico y físico” se refiere a la perfecta integración de la tecnología, la biología y los objetos físicos. Esta integración es posible gracias al Internet de las Cosas (IoT), la IA y otras tecnologías avanzadas. Por lo tanto, ¡bienvenido al futuro distópico! ¡Las puertas del infierno están abiertas! Puedes entrar bajo el letrero triunfal del BRICS.

38. Reiteramos el compromiso de promover el empleo para el desarrollo sostenible, incluido el desarrollo de habilidades para garantizar una recuperación resiliente, empleo con perspectiva de género y políticas de protección social, incluidos los derechos de los trabajadores. Por lo tanto, todo está orientado a hacer realidad los planes del “partido único de globalistas” para el desarrollo sostenible, incluida la teoría de género como parte de esta estrategia. Te recordamos que la teoría de género lanza el desafío de que las personas nacen sin ninguna identidad sexual natal, masculina o femenina. Afirma que nacemos neutros, sin pertenecer a ninguno de los dos “géneros”. Según esta teoría, el género es un constructo social, el cual es opcional y podría estar sujeto a infinitos cambios en el libre albedrío de cada individuo. ¡Así que bienvenidos al Universo Satanista de la Transexualidad! Habéis llegado hasta aquí a través de las puertas del BRICS.

39. Reconocemos la necesidad urgente de recuperar la industria turística y la importancia de aumentar el turismo mutuo y trabajaremos para fortalecer aún más la Alianza BRICS para el Turismo verde para promover medidas que puedan dar forma a un sector turístico más resiliente, sostenible e inclusivo. Hasta esta atracción alienante del mundo actual que es el turismo se enmarca en la fórmula procustiana de la “economía verde”, basada en el mito del “calentamiento global”, que sirve de pretexto a todo el Gran Reinicio.

41. Acordamos continuar profundizando la cooperación en materia de competencia entre los países BRICS y crear un entorno de mercado de competencia leal para la cooperación económica y el comercial internacional. He aquí otro punto que atestigua la religión del neoliberalismo globalista, sin fronteras estatales, sin barreras aduaneras, que asegura el dominio total y totalitario de las multinacionales.

42. Acordamos mejorar el diálogo y la cooperación en materia de derechos de propiedad intelectual [IPR] a través del Mecanismo BRICS de cooperación IPR (IPRCM). Al celebrar un decenio de cooperación de los jefes de las Oficinas de propiedad intelectual, acogemos con beneplácito la alineación de su plan de trabajo con los ODS. La subordinación de los países BRICS a las reglas de la “propiedad intelectual” los condena al subdesarrollo crónico y a la dependencia total de los grandes actores del capitalismo corporativo.

49. Continuamos apoyando la labor del Grupo de trabajo sobre Asociaciones público-privadas (APP) e infraestructura para compartir conocimientos, buenas prácticas y enseñanzas sobre el efectivo desarrollo y entrega de infraestructura en beneficio de todos los países miembros. Las APP representan una forma de subyugación de los Estados por parte de las corporaciones.

52. Reafirmamos el llamamiento a implementar la Agenda 2030 para el Desarrollo sostenible en sus tres dimensiones: económica, social y medioambiental de manera equilibrada e integrada movilizando los medios necesarios para llevar a cabo la Agenda 2030. Una vez más, los estados BRICS como conchas vacías del imperio mundial extraterritorial al servicio de los globalistas.

53. Reconocemos la importancia de aplicar los ODS de manera integrada y holística, entre otras cosas mediante la erradicación de la pobreza y la lucha contra el cambio climático, al tiempo que promovemos el uso ecológico de la tierra y la gestión del agua, la conservación de la diversidad biológica y el uso sostenible de sus componentes y la biodiversidad, así como la distribución justa y equitativa de los beneficios derivados de la utilización de los recursos genéticos, incluido el acceso adecuado a éstos. Como sabemos, los ODS (17 en total) son una especie de “mandamientos divinos” de la antirreligión globalista-satánica, asumidos con total obediencia por los títeres de los países BRICS.

56. Volvemos a enfatizar la importancia de implementar la Convención marco de la ONU sobre el Cambio Climático (CMNUCC) y su Acuerdo de París y el principio de Responsabilidades comunes pero diferenciadas y Capacidades respectivas (CBDR-RC), mejorar la transición a tecnología climática de bajo costo y el aumento de la capacidad, y movilizar nuevos recursos financieros asequibles, adecuados y oportunamente entregados para proyectos sostenibles. Estamos de acuerdo en que es necesario defender, promover y fortalecer la respuesta multilateral al cambio climático y trabajar juntos para que tenga éxito la la 28ª Conferencia de las partes de la Convención marco de la ONU sobre el Cambio climático (COP28 de la CMNUCC). Los sirvientes globalistas dentro de los BRICS han asumido totalmente el Mito del Cambio climático. En los párrafos 57, 58, 59, 60, 61, 62, 63 se expone en forma muy detallada la misma historia del cambio climático. Sin duda, son parte del juego globalista. Y somos víctimas de su abierta conspiración.

64. Nos comprometemos a intensificar nuestros esfuerzos para mejorar nuestra capacidad colectiva de prevención, preparación y respuesta ante pandemias mundiales, y fortalecer nuestra capacidad para combatir colectivamente cualquier pandemia de este tipo en el futuro. En este sentido, consideramos importante continuar nuestro apoyo al Centro virtual de Investigación y desarrollo de vacunas de los BRICS. Esperamos con interés la celebración de la Reunión de alto nivel sobre Prevención, preparación y respuesta ante pandemias que se celebrará el 20 de septiembre de 2023 en la Asamblea general de la ONU y pedimos un resultado que movilice la voluntad política y el liderazgo continuo en este asunto. Durante los últimos tres años nos hemos convencido de que en todos los países BRICS está promoviéndose el siniestro engaño del Covid-19. Siguen siendo parte de la despoblación, la modificación genética y la monitorización de todos los humanos. Nihil novi. Sólo tenemos que abrir los ojos a la realidad a nuestro alrededor y abandonar las ilusiones y el autoengaño. El párrafo 65 contiene la misma adoración de la religión del vacunismo. Pese a toda las sorprendentes pruebas científicas sobre la fatal nocividad de las falsas vacunas, los países BRICS imponen abusivamente la medida del terrorismo de Estado. Estos países “rebeldes” también siguen la estrategia de esclavizar a la humanidad bajo pretextos médicos según las prescripciones de la OMS.

78. Reconocemos el papel fundamental de las mujeres en el desarrollo económico y encomiamos la Alianza empresarial de mujeres de los BRICS. Reconocemos que el espíritu empresarial inclusivo y el acceso a la financiación para las mujeres facilitarían su participación en iniciativas empresariales, innovación y economía digital. Damos la bienvenida a las iniciativas que mejorarán la productividad agrícola y el acceso a la tierra, la tecnología y los mercados para las agricultoras. Una vez más, la herencia del clan Rockefeller que inventó e impuso la ideología del feminismo representa el valor central para la alianza de los gigantes demográficos y territoriales pero enanos geopolíticos que son los BRICS.”

Acerca de The Freelander

Viajero, escritor converso, soñador, ermitaño y romántico.
Esta entrada fue publicada en Mundo eslavo. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.